miércoles, 17 de noviembre de 2010

El ejercicio mental en la prevención de la pérdida de memoria

La pérdida de memoria ( olvido inusual) puede estar provocada por diversas causas, dentro de las más comunes se encuentran: infecciones (encefalitis, enfermedades autoinmunitarias), lesión o traumatismo craneal, enfermedades neurodegenerativas ( Parkinson, Huntington), depresión, trastorno bipolar o esquizofrenia cuando no se han controlado bien los síntomas, intoxicación por drogas, fármacos como los barbitúricos o las benzodiacepinas; entre otras.
Un estudio presentado en la 61 reunión anual de la Academia Americana de Neurología afirma que practicar activamente actividades mentales como: leer, realizar actividades manuales o lúdicas, parecen ayudar a retrasar y prevenir la pérdida de memoria.
El estudio se realizó en  dos grupos, uno compuesto por 197 personas con edades  entre los 70 y 89 años, que presentaban deterioro cognitivo leve, o habían sido diagnosticados de pérdida de memoria, y un segundo grupo de  1.124 personas de la misma edad, sin problemas de memoria. Ambos grupos debieron  responder cuestionarios y preguntas acerca de sus actividades diarias en el último año y medio, y su actividad anterior, cuando tenían entre 50 a 65 años de edad.
Los resultados mostraron que haber realizado actividades como la lectura de libros, participar en juegos o actividades de equipo y realización de actividades  artesanales, como cerámica o tejido durante los últimos años, generó una baja de entre un 30 y un 50% del riesgo de sufrir pérdidas de memoria en comparación con personas que no hacían esas actividades. Aquellos individuos que fueron grandes lectores y participaron en actividades sociales, presentaron un 40% menos de probabilidades de presentar pérdida de memoria que los que no realizaron estas actividades.
También se encontró que aquellas personas que miraban televisión menos de siete horas diarias en los últimos años tuvieron un 50 % menos de probabilidades de desarrollar pérdidas de memoria que las personas que se exponían por más de siete horas diarias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada