lunes, 8 de noviembre de 2010

La pasión en el Amor, la "mejor" cura al dolor.

Un equipo de la Stanford University School of Medicine ha descubierto que el amor apasionado puede ser un alivio al dolor crónico con la misma efectividad con que lo hacen algunos analgésicos tradicionales y drogas como la cocaína.
Según estos investigadores, el amor intenso activa el mecanismo de recompensa cerebral donde es generada la dopamina ( neurotransmisor que influye en el estado de ánimo, en la gratificación y motivación).
Sean Mackey, director del estudio afirma:  “Cuando la gente se encuentra en la fase más apasionada del enamoramiento se producen alteraciones significativas en su estado de ánimo que impactan en su experiencia del dolor”.
Los resultados demostraron, por un lado, que tanto el enamoramiento como las distracciones son capaces de reducir el dolor, mucho más que la concentración en la imagen de una persona conocida que resulte atractiva. Sin embargo, en ambos casos no se activan las mismas regiones cerebrales. En la prueba de distracción, el alivio del dolor fue mayormente cognitivo y estuvo asociado a áreas corticales del cerebro. La analgesia inducida por el amor, por el contrario, estuvo más relacionada con las áreas de recompensa del cerebro, con estructuras profundas de éste que pueden bloquear el dolor a un nivel espinal (de la misma forma que lo hacen los analgésicos opiáceos, por ejemplo).
El estudio demostró que una de las regiones clave del alivio provocado por el amor fue el llamado núcleo accumbens, área del cerebro que se vincula con la recompensa, la risa, el placer, la adicción y el miedo.

Para saber más: Ver en la sección Artículos, "El rechazo amoroso provoca la misma actividad neuronal que las adicciones". 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada