martes, 9 de agosto de 2011

Los rasgos de la personalidad condicionan nuestro nivel de fertilidad .

El éxito reproductivo tanto de hombres como de mujeres está influenciado por las características de nuestra personalidad, señala una reciente investigación realizada por científicos de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido.  La investigación fue realizada por Alexandra Alvergne, del departamento de antropología del University College London y por Markus Jokela, de la Universidad de Helsinki, en Finlandia. Los resultados han aparecido publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En la investigación se ha constatado, por ejemplo, que las mujeres con altos niveles de neuroticismo y los hombres más extrovertidos son más propicios a tener un gran número de hijos en sociedades con tasas altas de natalidad.

Las mujeres que presentaban niveles de neuroticismo por encima de la media, es decir, las que eran propicias a sentirse ansiosas, deprimidas y malhumoradas, tenían un 12% más de hijos que las mujeres cuyo nivel de neuroticismo estaba por debajo de la media.

En lo que respecta a los hombres, los individuos con niveles de extroversión por encima de la media, esto es, más propicios a ser sociables y abiertos, tenían un 14% más de hijos que los hombres cuyos niveles de extroversión estaban por debajo de la media. 

El término neuroticismo define un rasgo de la personalidad caracterizado por la inestabilidad emocional, la inseguridad, tasas altas de ansiedad, un estado continuo de preocupación y tensión, y una tendencia acentuada a culpabilizarse. Generalmente, este rasgo psicológico va unido a una sintomatología psicosomática.

Por otra parte, el estudio ha encontrado evidencias de la existencia de una relación entre ciertas características de la personalidad materna y las condiciones físicas de los descendientes. Así, las mujeres que padecen altos niveles de neuroticismo tienden más a tener hijos con un índice de masa corporal (IMC) más bajo (medida de asociación entre el peso y la talla de un individuo), que reflejaría malnutrición.


Concretamente, los científicos recopilaron datos de cuatro aldeas rurales de Senegal, en África. En estos entornos, fueron analizados los efectos de la personalidad de ambos progenitores en el número y la condición física de sus descendientes.

El análisis de la personalidad de los individuos estudiados se realizó usando el llamado Modelo de los Cinco Grandes, que es un modelo de personalidad que analiza ésta como la composición de cinco factores amplios o dimensiones de personalidad. Estos factores fueron definidos experimentalmente en 1993, en una investigación sobre las descripciones de personalidad que unas personas hacían de otras.

Según  los resultados obtenidos en el estudio se  demuestra que la personalidad puede predecir el tamaño de la familia de forma diferente en hombres y en mujeres. Así, los hombres con familias más extensas presentarían rasgos de personalidad distintos a los de las mujeres con familias más numerosas.

Fuente: Tendencias 21

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada