jueves, 29 de marzo de 2012

¿Tener amigos nos cambia el cerebro?.

Por Marel Pérez Pérez.

''Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba, engánchalos a tu alma con ganchos de acero.''
                                                                                                        Shakespeare




Uno de los principales indicadores a la hora de realizar una evaluación de la personalidad de un individuo, lo constituye la capacidad de establecer y mantener relaciones interpersonales. El número de amigos, el tiempo de amistad y los tipos de interacciones amistosas que se producen, nos ayudan a determinar aspectos importantes en la adaptación y manejo social del individuo.

Investigaciones recientes llevadas a cabo por un equipo de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido y publicadas en la revista ''Proceedings of the Royal Society B'' concluyen que, la corteza prefrontal, una región del cerebro que se sitúa sobre los ojos, es más grande cuanto mayor es el número de amigos con los que contamos.

Esta investigación sugiere que para lograr mantener un determinado número de amigos, se hace necesaria la utilización de una habilidad cognitiva llamada “mentalización”, la que se define como la capacidad de entender lo que otra persona está pensando y su estado mental a partir de su comportamiento. Esta habilidad es crucial para manejar nuestro complejo mundo social, incluso para conversar con los demás (amigos o conocidos). Y aumenta cuanto mayor es el tamaño de la corteza prefrontal, según revelan las técnicas de neuroimagen usadas por Robin Dunbar y sus colegas del Instituto de Antropología Evolutiva y Cognitiva de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Aunque no se deja claro en la investigación, no debemos enfocarnos al analizar el complejo mundo de las relaciones interpersonales, solamente en el aspecto cuantitativo ( número de amigos), sino mas bien en la calidad de las relaciones que se establecen y en lo mantenidas o no que han logrado ser estas a lo largo del tiempo.

Según el investigador Robin Dumbar: “Quizás esto nos ayude a entender por qué los humanos tienen cerebros más grandes que otros primates”.



Fuente: Muy Interesante.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada