lunes, 18 de julio de 2011

El alto precio de ser líderes.

Un reciente estudio internacional, liderado por la Universidad de Princeton (EE UU) y publicado en la revista Science, revela que estar en la cima de la jerarquía social no es fácil ni para los babuinos salvajes. Los resultados confirman  que los machos alfa (de mayor rango) padecen un mayor estrés a nivel hormonal que los machos con un rango inferior, incluso durante periodos de estabilidad.

Laurence Gesquiere, autora principal del estudio, explica que las principales ventajas para los babuinos al estar en la cima de la jerarquía social consisten en un  mejor acceso a los recursos alimentarios y la prioridad para reproducirse con más hembras fértiles, lo cual asegura una descendencia más abundante. Sin embargo, se ha comprobado que los machos alfa están más estresados que los machos inmediatamente inferiores (machos beta), se pelean más que los otros machos y tienen que vigilar a las hembras fértiles para evitar que se reproduzcan con otros machos. “Estos dos comportamientos requieren un enorme gasto de energía por parte de los machos alfa. Sin embargo, las dos categorías de macho reciben el mismo índice de desafíos a su estatus y las mismas tasas de despioje y acicalamiento, una actividad, que se compara con el masaje humano, y durante la cual el estrés del babuino disminuye”, apunta Gesquiere.

Para llegar a estos resultados, los investigadores estudiaron 125 machos adultos de cinco grupos sociales de babuinos salvajes de la cuenca de Amboseli (Kenia), y midieron durante nueve años los niveles de hormonas. Así comprobaron que," además de altos niveles de glucocorticoides -hormona del estrés-, los machos alfa tienen altas concentraciones de testosterona, una hormona importante para su reproducción”, manifiesta la experta. Los glucocorticoides y la testosterona inhiben las defensas inmunitarias del organismo de los primates.

Estos hallazgos tienen implicaciones en el estudio de las jerarquías sociales y del impacto de la dominación social en la salud y el bienestar, un tema de interés entre los investigadores dedicados al estudio de las poblaciones humanas y de otros animales. “Los babuinos no solo están genéticamente relacionados con los humanos, sino que, al igual que estos, viven en sociedades muy complejas”, afirma Gesquiere. 

Fuente: Revista Muy Interesante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada